domingo, 20 de enero de 2013

Django Desencadenado (crítica)


DIRECTOR: Quentin Tarantino
GUIÓN: Quentin Tarantino
AÑO: 2012
REPARTO: Jamie Foxx, Christoph Waltz, Leonardo DiCaprio, Samuel L. Jackson, Kerry Washington, Don Johnson, Walton Goggins, James Remar, Dennis Christopher, Michael Parks, Bruce Dern, Franco Nero, Jonah Hill, Tom Savini, M.C. Gainey, RZA, Todd Allen, James Russo, Tom Wopat, Misty Upham, Gerald McRaney, Cooper Huckabee, Laura Cayouette
GÉNERO: Western. Acción. Drama
SINOPSIS: Dos años antes de estallar la Guerra Civil Americana (1861-1865), King Schultz (Christoph Waltz), un cazador de fugitivos alemán que le sigue la pista a unos asesinos, le promete al esclavo negro Django (Jamie Foxx) dejarlo en libertad si le ayuda a atraparlos. Terminado con éxito el trabajo, Django prefiere seguir al lado del alemán y ayudarle a capturar a los delincuentes más buscados del Sur. Se convierte así en un experto cazador de recompensas, pero su único objetivo es rescatar a su esposa Broomhilda (Kerry Washington), a la que perdió por culpa del tráfico de esclavos. La búsqueda llevará a Django y a Schultz hasta Calvin Candie (Leonardo DiCaprio), el malvado propietario de la plantación "Candyland".


Mi valoración:  Aquí tenemos el nuevo film western de Quentin Tarantino: ''Django Desencadenado''.
La película empieza con unos esclavos encadenados junto a dos guardias cabalgando. Esta escena está realizada con unos planos, una elegancia, un montaje, una música de fondo que me atrapó en un santiamén.
 Hay que decir que la película tiene unas grandiosas interpretaciones.Tarantino, con sus películas hace que actores de gran calidad que actuan muy bien, en sus películas se conviertan en algo inhumano.

Para empezar, Christoph Waltz haciendo del cazarrecompensas alemán King Schultz. Aquí hace un papelón y nos brinda unas escenas que son a cada cual mejor. Que pedazo de actor. Su personaje es super inteligente y con una elocuencia a la hora de hablar que convence con mucha facilidad a cualquier amenaza que se le interponga como obstáculo.
Es curioso porque és un despiadado asesino sin escrúpulos a la hora de matar pero al mismo tiempo hacia el final  reflexiona y deplora  por los esclavos que son sometidos a una crueldad y atrocidad por el propio Di caprio (Jamie foxx tendrá mucho que ver con eso). Es el personaje sin duda que más me gustó de la película, evoluciona a lo largo de ella.

Luego tenemos a Dicaprio interpretando a un opulento malvado esclavista Calvin Clandi que se sale con cada una de sus escenas. Tiene una fuerza y seguridad de sí mismo como actor que se crece incluso cuando se pone delante de un veterano actor como es Samuel L. Jackson. Su rol de malvado, con sus gestos, su mirada, su realismo a la hora de interpretar... es que te quedas boquiabierto mirando la película. IMPRESIONANTE.

Luego me impresionó y asombró Samuel L. Jackson. Por favor como puede ser que no esté nominado a los oscars. La interpretación que luce en esa película es COLOSAL. Todos lo conoceremos del compañero de Bruce Willis en La jungla de cristal 3, o de Mace Windu en Star Wars y de muchas más películas que ha actuado siempre notablemente. Pero es que en esta película haciendo de anciano negro tullido es memorable. Me ha sorprendido mucho.

 Por último tenemos a Jamie Foxx, que es el protagonista y está más que bien haciendo su rol. Es correcto en todas sus actuaciones pero deberá ser interesante ponerse en su situación y verse al lado de las tres grandes bestias del cine que tiene alrededor.

En cuanto a la película, violencia hay por doquier. No se escatima el director en mostrarnos las escenas sangrientas de la manera más explícita posible. La película es dura, con escenas realmente muy fuertes como el intento de castración, la pelea brutal delante de Dicaprio, torturas, etc... Sin duda, es el toque de tarantino, es su manera de hacer películas, dándole realismo y me parece muy bien. ''Quien va sabe a lo que va.''
También consta de escenas para nada violentas pero que son dignas de recordar como el momento que están por la noche entre las rocas y Jamie Foxx se queda boquiabierto, como un niño al oír al alemán contarle una historia alemana. Esa escena, a mí, me encandiló completamente. Al igual que la escena donde la mujer de Jamie Foxx, nerviosa, intenta que sus sentimientos no le delaten delante de un Samuel L. Jakcson que sabe que es falacia cada palabra que menciona de su boca. Son escenas donde el espectador está completamente en tensión, sin pestañear, inducidos dentro de la película y eso es uno de los méritos más grandes de Tarantino ya que es muy difícil sostener al público durante tres largas horas y que pasen volando. Aquí lo consigue.


El tiroteo final es apoteósico. Una memorable escena retrospectiva de las antañas películas del oeste. Me recordó los viejos westerns que he podido ver, con un aumento de litros de sangre, pero con la misma filosofía en cuanto a ese duelo final contra el o los enemigos. A lo largo de la película te viene a la cabeza escenas de películas spaguetti western de los 60 y 70  ya que combina mucho la esencia de muchas de ellas. En mi caso, la escena que Jamie Foxx tiene que disparar a matar a un hombre que está al lado de su hijo me recordó a Sin perdón de Clint Eastwood donde se te presenta las dos caras de la moneda. Es una persona que sabes que va a morir, vas a quitarle la vida realmente, vas a vivir un momento de angustia sobre todo oyendo los gritos de su hijo pero la otra cara de la moneda es saber que es un asesino que ha matado, violado, etc... Me translado a ese momento. Está claro que Tarantino se ha comido, tragado, masticado y engullido el género western.

Ahora viene un punto muy interesante: ''Los efectos especiales''. Aquí tarantino ha hecho lo que miles de directores de estos últimos años no tienen cojones de aventurarse, es decir, volver a realizar las películas como antes. Si tenemos que disparar con una pistola, se dispara con la pistola y se prepara con balas de fogeo pero nada de efectos especiales. Si alguien recibe un balazo se dispara el mecanismo de pintura roja debajo su ropa, etc... La película está toda artesanal, lógicamente tiene retoques visuales en las explosiones como en todos los films  pero por ejemplo el tiroteo final es una escena impresionante. Los tiros, las muertes, todo coordinado para que concuadre cada disparo con cada ejecución. Una vedadera obra maestra.

La banda sonora es espectacular. Nos introduce en cada escena unas canciones, unas melodías que endulzan al espectador y te sumerge aún más en el ambiente y en la historia.

Para terminar, en mi caso será por ahora la mejor película de Tarantino seguida de Pulp Fiction. La impresión que tenía de ella antes de entrar se modificó drásticamente conforme transcurría la historia. Lo tiene todo, reparto, interpretación, música, acción, drama, humor, etc... Para no olvidar.


Nota: 8,5/10





BANDA SONORA (tiene un gran repertorio de canciones muy buenas como la inicial pero os pongo la de Elisa Toffoli que me enamoré de su voz al escucharla por primera vez en ''Manuale d'amore 2'' con la canción ''Eppure sentire'' y en esta película me encantó.





Una de las frases más significativas de la película es la que dice un esclavo a punto de morir.

''Siempre habrá un Candyland''. 
Tarantino con esta frase nos demuestra que la esclavitud nunca terminará.... siempre habrá alguien que tenga el poder y orden sobre otros.


3 comentarios:

  1. Hola;
    Me encanta el detalle que tienes al final de tu comentario,la banda sonora da cuerpo y forma a una película.Te seguiré bien de cerca,todo lo que sea aprender, me va a servir para que el blog mejore.Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Una decepción 'Django', no me esperaba un clásico pero sí una película más divertida. Apenas aparecen esos diálogos crujientes marca de la casa, y como siempre, qué pena que sus pelis estén tan vacías. ¿Cuándo encontrará messieur Tarantino algo para lo que tan bien sabe hacer: contar? Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Estupenda frase, aunque fue de las pocos elementos positivos. El reparto es de los elementos más representativos de esta película, siendo Leonardo DiCaprio, Kerry Washington mis favoritos. Respecto a la historia la verdad es que es muy poco original, con la clásica figura del cazarrecompensas movido por el dinero, la justicia “sui generis”, y un relato de emparejamiento “buddy movie” y venganza adornada con flashbacks y escenarios que remiten tanto a los paisajes almerienses de Eastwood. Narrativamente se alarga sin medida contando una historia sobre esclavitud y racismo en el sur de los Estados Unidos, empleando violencia gratuita suavizada por la comicidad y el desenfadado con rasgos de humor negro, maniqueísmo, caricatura. Le falta énfasis en el tono paródico e inventiva.

    ResponderEliminar