jueves, 24 de enero de 2013

El planeta de los simios (2001) (Crítica)

DIRECTOR: Tim Burton
AÑO: 2001
MÚSICA: Danny Elfman
REPARTO: Mark Wahlberg, Helena Bonham Carter, Tim Roth, Estella Warren, Paul Giamatti, Michael Clarke Duncan, Kris Kristofferson, Cary-Hiroyuki Tagawa, David Warner, Charlton Heston, Erick Avari, Glenn Shadix, Lisa Marie
GÉNERO: Ciencia ficción. Fantástico. Aventuras. Acción
SINOPSIS: Año 2029. En una misión rutinaria, el astronauta Leo Davidson (Mark Wahlberg) pierde el control de su nave y aterriza en un extraño planeta, que está gobernado por una raza de simios cuya inteligencia es similar a la de los seres humanos, a los que, sin embargo, tratan como si fueran animales. Con la ayuda de una chimpancé (Helena Bonham-Carter) y de un pequeño grupo de rebeldes, Leo encabeza una rebelión contra el poderoso ejército dirigido por el general Thade (Tim Roth). La clave de la victoria consiste en llegar a un templo sagrado, situado en la zona prohibida del planeta, que contiene los extraordinarios secretos del pasado de la humanidad.


Mi valoración: Voy a comentar brevemente mis impresiones de esta película pero sin comparaciones con la de 1986 protagonizada por Charlon Heston. Ese puede ser uno de los puntos principales por lo cual se tacha a esta de ''remake fallido''. Esta película hay que verla como si la anterior no existiera.

Para empezar el reparto no está nada mal, con un Mark Wahlberg que actúa bastante bien, no es que destaque pero lo hace bien y para el papel que tiene ha sido una buena elección. Representa al capitán Leo Davidson y sin duda es el más desdichado de la película. Luego tenemos a Tim Roth que hace un papelón bestial. Es la actuación que más destaca con diferencia del resto. Su presencia impone en el espectador. Representa a Thade, un sádico comandante militar chimpancé que una vez muere su padre se convierte en un despota sediento de sangre humana. También cuenta  por poco tiempo desgraciadamente con Michael Clarke Duncan, el cual pudieron haberle explotado más su personaje y no ''zampárselo'' a menos de la mitad de la historia. En el lado femenino cuenta con la preciosa Estella Warren que tiene la expresión de una lechuga durante toda la película. Creo que es el papel más apoteósicamente malo de todo el film. Incluso la última escena que le da un beso y se larga corriendo empecé a reírme de lo mala que era la escena. Por último, Helena Bonham, la cual representa a la chimpancé hembra Ari la cual siente atracción por Leo.
Hay una breve aparición de Charlon Heston haciendo del padre de Thade.

En cuanto al argumento, el director creo que no se toma la película en serio, porque te puedes preguntar cuestiones como:
La nave del principio habitada por hombres y cuatro monos se estrella en un planeta desconocido y ¿Cómo es posible que de repente los pocos monos se hagan inteligentes? y aunque fuera así, los humanos ¿Qué somos? ¿Retrasados? ¿Dejamos que unos cuantos monos tengan más poder?
Pero lo increíble es la super evolución que han tenido, en cuestión de unos cientos de años cambian radicalmente como si hubieran pasado millones de años que es lo que requiere la evolución para que los cambios sean notorios. Y el idioma humano lo saben a la perfección.... ¿Qué cogieron a los cuatro científicos de la nave para que les dieran Lenguaje y Matemáticas?. Esa y muchas más cuestiones son las que me dan a entender que la película tiene una finalidad de entretenimiento puro sin más pretensiones. Y en cuanto a ese tema lo consigue, a mi me entretuvo de principio a fin, me parece una película de ciencia ficción y acción suficiente para pasar un buen rato, en ningún momento se me hizo tediosa.

 Otro aspecto, es el vestuario y maquillaje que me parece muy notable el trabajo realizado. Las caracterizaciones de los monos son espectaculares y sin la utilización del ordenador lo cual en ese punto me parece un buen trabajo.

Una característica que no me gusta es el nivel de sangre en las muertes, el cual es inexistente. Yo creo que en las escenas de pelea a muerte e incluso en la batalla final que se supone, debe ser lo más épico de la película, el hecho de ver alguna muerte con sangre, hace que los simios te impongan más respeto. En cambio solo sabían dar golpes con las manos y ya está, ni un simple mordisco de supervivencia. En ese aspecto se nota que esta  película está concienciada para todo el público.


 Mi conclusión: En mi opinión es una película de ciencia ficción entretenida, nada del otro mundo,  para todo el público, no apta para ñps amantes de la anterior entrega, con un giro de guión interesante y un final bastante más que aceptable.

Nota: 6/10






















BANDA SONORA:




''Su inteligencia va pareja a su crueldad. Ninguna criatura es tan retorcida, tan violenta....''



No hay comentarios:

Publicar un comentario