martes, 29 de enero de 2013

Érase una vez en América (Crítica)


DIRECTOR: Sergio Leone
AÑO: 1984
MÚSICA: Ennio Morricone
REPARTO: Robert De Niro, James Woods, Elizabeth McGovern, Tuesday Weld, William Forsythe, Treat Williams, Jennifer Connelly, Burt Young, Joe Pesci, Danny Aiello, Clem Caserta, James Russo, Mario Brega, Brian Bloom, Chuck Low, James Hayden, Larry Rapp, Richard Bright, Rusty Jacobs, Scott Schutzman Tiler
GÉNERO: Drama
SINOPSIS: Principios del siglo XX. David Aaronson, un pobre chaval judío, conoce en los suburbios de Manhattan a Max, otro joven de origen hebreo dispuesto a llegar lejos por cualquier método. Entre ellos nace una gran amistad y, con otros colegas, forman una banda que prospera rápidamente, llegando a convertirse, en los tiempos de la Ley Seca (1920-1933), en unos importantes mafiosos.


Max: ''Te quité toda tu vida, y la he vivido en tu lugar, te lo robé todo, el dinero, la mujer que amabas, y a ti solo te dejé 35 años de dolor por haberme matado, ¿por qué no disparas?''  




Mi valoración: Antes de nada empezar diciendo ''Qué grande es el cine''.



El reparto actoral tanto los niños, como los adultos-viejos es excepcional. Robert de Niro trabaja maravillosamente y James Woods se sale en esta película. Para mi James Woods es uno de esos actores que no lo han nombrado mucho en la historia del cine y me parece que tiene una calidad impresionante de actuación.

Sergio Leone nos narra una historia que tardó 15 años en planificar y que es rica en todos sus aspectos. Le da un toque único y parsimonio en ocasiones que a muchos les puede aburrir pero a otros nos puede apasionar.

La película está ambientada en tres épocas diferentes, 1922 con los primeros años de la Ley Seca, 1933, con la finalización de dicha ley y 1968 con la subida de Nixon al poder.

Hay escenas míticas, como la del niño comiéndose la nata que había comprado sabiendo que la podía intercambiar por sexo. Es un momento donde cualquier otro director hubiera tardado segundos en realizar esa escena y aquí estamos cinco minutos viendo y observando como poco a poco va comiéndosela. Es el hecho en el cual el niño sucumbe a su naturaleza infantil. La situación de pobreza se palpa en el ambiente. Incluso la escena donde Noodles se queda observando por el agujero a Deborah por primera vez, es una situación que dura bastantes minutos en la cual el director hace que nos convirtamos nosotros mismos en Noodles y seamos espectadores de la ternura de Deborah bailando.Observamos como Noodles  tiene esa fascinación por un simple baile el cual le evoca pensamientos románticos que le acompañará hasta su adultez provocándole desenfrenados impulsos sexuales. ''Un acto de amor a través de la mirada''.
Son escenas, las cuales podría estar llenando páginas y páginas y recordándolas ya que no tienen desperdicio. Por ejemplo, también la muerte de Dominic es un momento para mí, de los más desgarradores de la película, es una escena que sucede segundos después de ir todos juntos felices por la calle (creando una escena por debajo del puente que pasó a la historia de las imágenes del cine) y de repente le quitan la vida al más pequeño. Es tremendamente duro ese momento. Pues así la película está llena de grandes momentos.


En cuanto al argumento final, sin duda todo lo que le ocurre a Noodles es un sueño inducido por el opio que fuma. Noodles después de delatar a sus amigos para salvarlos acaba observando en primera persona que han muerto todos y es por eso por lo que se va a fumar opio e intentar olvidarse de tal hecho y si es posible inventarse un futuro ya que se sabe que el opio provoca visiones futuras. El director nos muestra claros ejemplos de que es un sueño, como la juventud de Deborah en una edad que debería ser vieja o los 35 años de la vida que ha perdido Noodles escritos en el camión de basura, o  cuando ese camión de basura desaparece y se funde en dos faros de dos coches que se acercan y te das cuenta que son coches de una época que no es la adecuada al contexto. También el humo es otro recurso muy utilizado por el director dando a entender que está en un sueño en todo momento y por último la presencia del hijo de Max interpretado por el mismo actor. La única controversia de la película que nos pone el director es cuando vemos sus tres amigos muertos y el cadáver de Max está desfigurado siendo imposible determinar si es él o no. Pero realmente con todos los otros puntos sobre la mesa, que el rostro de Max estuviera irreconocible solo es para provocar que reflexionemos, pensemos y dudemos.

Yo creo, partiendo de que todo es un sueño menos las escenas del presente, que Noodles al no ver el rostro completo de Max, en su mente se queda ese recuerdo de que no sabe si es él aunque lógicamente debe ser pero la cuestión es que en su mente no aparece la cara de Max y eso se queda como un recuerdo. Entonces cuando fuma el opio y empieza a soñar, en su sueño del futuro el único que sigue vivo de los tres es Max porque es una manera de lo que a él le hubiera gustado creer (que el desfigurado no fuera Max), y cuando Max le dice que lo maté (por hacerle perder 35 años de su vida) Noodles se niega porque realmente siente tanta amistad por él que es incapaz de matarlo y ahí desemboca y entendemos lo que por dentro piensa Noodles. Sin duda ''LA AMISTAD'' es el valor más grande de la película.

Es un final y un conjunto de película brutal, increíble, maravillosa y colosal.

Otro punto sería el paso del tiempo, la película nos pone en la piel de Noodles de cómo observa los cambios que transcurren en el tiempo, los recuerdos de su pasado, las pérdidas de los más queridos y todos esos sentimientos que algún día nosotros padeceremos en primera persona. El volver a lugares de tu infancia y ver como todo ha cambiado por ejemplo....

La escena donde Noodles viejo se reencuentra a Deborah adulta y aparece el hijo de Max joven está echa a conciencia del director donde nos presenta en una misma escena las tres épocas vividas en la película. Me parece una maravillosa escena.

 La música de Morricone, no tengo palabras, es impresionante y perfecta. Como se nota la unión Leone-Morricone transmitiendo escenas solamente con música de fondo. Es maravilloso. La banda sonora es sobresaliente puro.

No hay que olvidar que esta fue la última película que dirigió Sergio Leone antes de fallecer. Para mi uno de los grandes directores inigualable.


Mi conclusión: Una película que transmite mil veces más que el repertorio de bazofias que tenemos últimamente en las carteleras. Lo tiene todo, una inmensa banda sonora, un gran reparto, interpretaciones majestuosas, una fotografía de ensueño, una ambientación realista, un paso del tiempo que te llega a lo más dentro y una amistad por delante de cualquier mujer, engaño y traición que es posiblemente lo que más me marcó en esta película, la amistad entre Max y Noodles. Impresionante, desgarradora y emocional.


Nota: 10/10

Noodles: “Se conoce a los ganadores en la línea de salida, a los ganadores y a los perdedores.” 








BANDA SONORA 



Deborah: -''La edad se me marchita Noodles. Los dos hemos envejecido. Nos quedan los recuerdos, nada más''

19 comentarios:

  1. En cuanto a dirección artística y diseño de producción, para mí, está incluso por encima de "El Padrino". Sin embargo, la de Leone tiene un pero DEMASIADO grande. Me resulta moralmente INACEPTABLE pretender hablar sobre lo bonito y conmovedor que son el amor y la amistad entre una pandilla de ladrones, asesinos y violadores. ¿cómo voy a empatizar con esa escoria? ¿cómo pretende el director que sienta ternura por unos personajes -masculinos y femeninos- que sólo me provocan repugnancia? Por eso considero a la obra de Coppola (donde parte de su grandeza reside en su mirada objetiva y desapasionada) una obra maestra y a la de Sergio Leone, excepto en lo que he dicho al principio y la maravillosa música de Morricone, basura y además nociva.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que ahí está el verdadero reto de la película, lograr que podamos empatizar en gente que realmente se debería despreciar.

    ResponderEliminar
  3. es una película brillante, con ese reparto, la música. A mi me gusta mucho el padrino, pero esta es mucho más realista. Y si creo que de grandes no deben ser queribles por lo menos a mi la vida de noodles me pareció decadente al punto de convertirse en un violador, pero si los niños conmueven luego se interrumpe la inocencia. cárcel, muerte, cambian a las personas y uno ve en la película la mirada al paraiso perdido.

    ResponderEliminar
  4. La persona que escribo que le pareció basura y nociva, no sabe nada de cine. Y desconoce la filmografia de Leone.
    Nociva es la televisión y todo el mundo viéndola.

    ResponderEliminar
  5. La mejor película del género sin ninguna duda, la gran olvidada y muchas veces la gran desconocida. Habla de amistad, de honor, de amor, para mi un obra maestra que conmueve y que expresa realmente lo que es el ser humano

    ResponderEliminar
  6. La vi tres veces hace 30 años y hasta ahora no he visto una que se le paresca....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo. Una película excepcional

      Eliminar
  7. Esa escena de Robert de Niro fuera del coche con su smoking desaliñado después de haber violado a Deborah me persigue...o quizás me la imagine...

    ResponderEliminar
  8. Extraordinaria película; de las mas complejas de la historia del cine con argumento y personajes poderosos y una música inolvidable (Morriconne para mí es uno de los guinistas del film). No cansa nunca pese a su metraje
    Pese a todo creo que la historia adolece de puntos flacos de credibilidad; tanto si la parte de 1968 es un delirio provocado por el opio (interpretación a la que me adhiero) ya que entonces ¿quienes son los matones que persiguen a Noodles al comienzo?¿meure realmente su amante?, o si es real ¿nadie reconoce a Max cuando es un político famoso?¿porqué Deborah no ha envejecido y el resto sí?.
    Creo que es una obra tan personal y artística que hasta prescinde de la verisimilitud

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  10. Habrá gente que no le guste la película, como el que no le gusta el jamón de bellota, un dulce o tener 10 millones de euros en la cuenta. Hay gente pa tó! Ésta peli juega en una liga distinta en la que pertenecen El Padrino o Uno de los nuestros. La mejor pelicula y banda sonora de todos los tiempos.

    ResponderEliminar
  11. he visto esta pelicula mas de 40 veces.....la se de memoria...y hoy la he vuelto a ver...dije vere solo el principio y no pude parar hasta el final....obra maestra...no la comparo con ninguna,hay otras obras maestras...pero esta es la obra maestra del tiempo, es manejado con magia ....es un viaje de opio? lo confirmo Leone. Pero quien se quedo con el dinero? Noodles.....y su culpa se manifiesta en el resto de la peli....con mil sutilezas...homenajes a los grandes del cine por el Chaplin con el pastel....las caracterizaciones de los niños y los grandes enamora....es lo que nos permite empatizar con los mafiosos....la musica fue compuesta antes y se pasaba en el set de filmacion....eso hace a una de las mejores bandas de la historia...la volvere a ver

    ResponderEliminar
  12. Me avergüenza reconocer que nunca la había visto, la volví a ver inmediatamente que finalizó y la volveré a ver mientras Netflix (a quien agradezco haberla incluido) la mantenga en su catálogo-
    Provoca un sinnúmero de sensaciones, las imágenes, la maravillosa música, las actuaciones (monumentales De Niro y Woods), todo enlazado en una historia que obliga a descartar hipótesis por la forma magistral en que es presentada.
    La profundidad de los sentimientos retratados a lo largo de la película y la maravillosa forma de resaltarlos, con pinceladas que representan todo lo que un ser humano puede sentir llegan a lo más profundo de los sentidos.
    Una verdadera obra de arte.

    ResponderEliminar
  13. El final con ese primer plano de Noodles sonriendo colocado por el opio me recuerda al final de "érase una vez la revolución" con el rostro de Rod steiger o a Claudia Cardinale cuando se tumba en la cama desolada por el asesinato de su familia en "hasta que llegó su hora". Era un maestro de los primeros planos influenciado por el cine japonés, aparte de fetichista. Y aunque suelen valorar más Hasta que llegó su hora que ésta, sigo pensando que Erase una vez en América es su grán obra maestra, aparte de ser de las más grandes de la historia. Con todos sus excesos y sus defectos, pero aún así superior a las dos primeras de El Padrino, las cuales se podrían considerar perfectas, pero sin las emociones y sentimientos que desprenden la otra.Una combinación irrepetible de maestría en la dirección, intrepretaciones increíbles, banda sonora inigualable, excelente fotografía, gran historia sobre la amistad y las obsesiones... con perdón de Blade Runner, por supuesto.

    ResponderEliminar
  14. El final con ese primer plano de Noodles sonriendo colocado por el opio me recuerda al final de "érase una vez la revolución" con el rostro de Rod steiger o a Claudia Cardinale cuando se tumba en la cama desolada por el asesinato de su familia en "hasta que llegó su hora". Era un maestro de los primeros planos influenciado por el cine japonés, aparte de fetichista. Y aunque suelen valorar más Hasta que llegó su hora que ésta, sigo pensando que Erase una vez en América es su grán obra maestra, aparte de ser de las más grandes de la historia. Con todos sus excesos y sus defectos, pero aún así superior a las dos primeras de El Padrino, las cuales se podrían considerar perfectas, pero sin las emociones y sentimientos que desprenden la otra.Una combinación irrepetible de maestría en la dirección, intrepretaciones increíbles, banda sonora inigualable, excelente fotografía, gran historia sobre la amistad y las obsesiones... con perdón de Blade Runner, por supuesto.

    ResponderEliminar
  15. El final con ese primer plano de Noodles sonriendo colocado por el opio me recuerda al final de "érase una vez la revolución" con el rostro de Rod steiger o a Claudia Cardinale cuando se tumba en la cama desolada por el asesinato de su familia en "hasta que llegó su hora". Era un maestro de los primeros planos influenciado por el cine japonés, aparte de fetichista. Y aunque suelen valorar más Hasta que llegó su hora que ésta, sigo pensando que Erase una vez en América es su grán obra maestra, aparte de ser de las más grandes de la historia. Con todos sus excesos y sus defectos, pero aún así superior a las dos primeras de El Padrino, las cuales se podrían considerar perfectas, pero sin las emociones y sentimientos que desprenden la otra.Una combinación irrepetible de maestría en la dirección, intrepretaciones increíbles, banda sonora inigualable, excelente fotografía, gran historia sobre la amistad y las obsesiones... con perdón de Blade Runner, por supuesto.

    ResponderEliminar
  16. que puedo agregar a lo dicho... obra maestra absoluta...la banda sonora inolvidable...

    ResponderEliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar