martes, 15 de enero de 2013

Revenge (crítica)


DIRECTOR: Tony Scott
AÑO: 1990 
MÚSICA: Jack Nitzsche
REPARTO: Kevin Costner, Anthony Quinn, Madeleine Stowe, Tomas Milian, Joaquín Martínez, James Gammon, Jesse Corti, Sally Kirkland, Luis de Icaza, Gerardo Zepeda, Miguel Ferrer, John Leguizamo, Joe Santos
GÉNERO: Drama. Romance
SINOPSIS: Un piloto de combate de la marina de los Estados Unidos (Kevin Costner) se licencia con honores después de doce años de servicio y decide pasar unas vacaciones en Puerto Vallarta. Allí se hospeda en casa de un viejo amigo (Anthony Quinn) al que una vez salvó la vida y que ahora es un poderoso jefe de la mafia. Durante su estancia, conoce a la bella, enigmática e infeliz esposa de su amigo (Madeleine Stowe). A pesar de la amistad que lo une a su anfitrión, el ex piloto y la mujer viven un apasionado romance, arriesgándose a una sangrienta y brutal venganza.






Mi valoración: Está película la vi hace poco tiempo por primera vez y tuve una impresión de ella muy gratamente. Los protagonistas están excelentes con un Kevin Costner en su mejor momento, una Madeleine bellísima y un Anthony Quinn que es un delicia verlo interpretar.

Realmente la historia es una mezcla de pasión y sufrimiento. La primera parte reside en conocer alguien que te va llenando poco a poco por dentro de una manera inesperada y la segunda mitad del metraje la compone la ira y venganza cuando te han usurpado de tus manos lo que más quieres y de la manera más cruel posible.

La música es preciosa, una banda sonora esplédida y acompaña de manera magistral todo el drama. Una adecuada partitura nos brinda ''Jack Nitzsche''

¿Qué puedo destacar de esta película?

En definitiva, la historia de amor entre los dos protagonistas, la cruel venganza de Quinn y la tensión que provoca la escena en que los encuentra, todo el sufrimiento agónico que le hacen padecer a ella el cual te hace ganas de poder ir a liberarla de una vez de ese asqueroso burdel. También destaco ''la venganza'' de ''Kevin'' para encontrarla, matando a todo enemigo que se le interponga y sobretodo ese durísimo final que te desgarra el alma justo en el momento que ella suelta la cadena y seguidamente muere. Esa escena final, con la música de fondo, y ver la cara de ''Kevin Costner'' que nos transmite perfectamente su dolor es un cierre que te deja con una sensación inexplicable.

Pienso que una gran parte de la calidad de esta película reside en su director ''Tony Scott''.


Mi conclusión: Una dramática película para sentarse en el sofá una noche tranquilamente y disfrutar del auténtico cine de los 90.

Nota: 8/10







BANDA SONORA: 




''Te pido perdón por haberte robado a tu mujer''








No hay comentarios:

Publicar un comentario